Durante el solsticio que es cuando entra el verano en el hemisferio norte, también celebramos la verbena de San Juan, hay mucha tradición en toda España.

En la antigüedad se preparaban remedios con hierbas, el más conocido es el aceite o alcohol de Hipérico o hierba de San Juan.

Se recogían las flores de la planta antes del amanecer para que no estuvieran mojadas por el ro cio del amanecer y así no se estropeara.

Hoy en día, se hace con la planta entera y en muchos sitios se hace con la planta seca, por eso ya no tiene ese tradicional intenso color rojizo, lo ideal es llenar un frasco de cristal con la planta y cubrirlo totalmente con aceite vegetal, puede ser oliva, aunque a mí me gusta utilizar un aceite de girasol o lino ecológico ya que es neutro y no aporta ningún aroma.

El frasco con la planta y el aceite se deben dejar 40 días al sol y la luna para que así se traspasen las propiedades de la planta al aceite u alcohol.

El aceite de hipérico es antiinflamatorio, ayuda con las heridas, calmante de la piel, pero es fotosensible (pueden salir manchas) si nos ponemos el aceite y tomamos el sol.

Durante la noche de San Juan se preparaban alcoholes, vinos, hidrolatos, oleatos y otros preparados, que podrían utilizar durante todo el año, ya que es la noche mágica por ser la más corta del año y se creía que las plantas tenían más propiedades que ningún otro día del año.

Empieza el verano y la época de la cosecha, también es un tiempo para recoger los frutos que hemos sembrado durante todo el año que ha pasado desde el último solsticio de verano a este.

Los aceites esenciales más recomendados para esta noche son, Pomelo para la aceptación de todo nuestro ser, Romero por sus propiedades calmantes para el alma y la conexión con la noche de San Juan, Canela por la conexión con nuestro Chakra raíz y conexión con el inicio de la vida, Ylang Ylang para conectar con nuestro yo más juguetón y para acabar Lemongrass por su gran poder limpiador de las malas energías y Árbol del té para eliminar los bloqueos mentales que nos hacen dudar y librarnos de los vampiros energéticos.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoRegresar
    Abrir chat
    Disfruta del Solsticio